17.3.12


agreste / ríos y esteros

2 comentarios:

valentina dijo...

que no deje de llorar
para que el río no pierda
sus caricias.

Cecilia A.E dijo...

:-)